El Ford F-150 de por si ya es un punto a tener referencia desde Estados Unidos. Un 4x4 robusto, de grandes dimensiones y estilo Pick-up. Un 4x4 que sigue la rutina marcada por la filosofía americana, Grande, ande o no ande. Pero más alla del F-150, quisieron llevar a cabo una operación algo más complicada que al final, los chicos de Hennessey han terminado con éxito, sin saber cual será su fin o que usuarios comprarían dicho producto.

Si no me equivoco, se trata tan solo de un boceto virtual, en el que Hennessey, conocido por sus transformaciones y quizás, algo más por su último invento, le da color y vida al todoterreno de Ford. Se trata de un proyecto especial con ciertos detalles a destacar, empezando por el nombre, se llama Ford VelociRaptor Armored Performance Vehicles.

El motor, puede que tenga alguna aclaración que objetar, como que el Holden HSV presentado hace poco monta el mismo bloque V8 de 6.2 litros. En cambio la potencia del HSV es de 442 cv mientras la del VelociRaptor es de 575 cv, algo más para llevar bien toda la "merca". Mercancia que es parte de sus componentes como el blindaje antibalas de que presume el VelociRaptor. Es un 4x4 duro de roer.

Su aspecto es robusto como he mencionado antes, y una de las cosa que más me ha gustado ha sido el nombre de Ford en su parrilla delantera. Este modelo no tiene nada que envidiar a un Landrover o cualquier otro SUV de grandes dimensiones, ya que todo se basa en un SUV últimamente, pocos son puros todoterreno.

Vía: Autoblog