Cada vez es más común ver llantas sobre dimensionadas en los coches por la calle. Llantas de 18", 19", etc... que hacen que acabes teniendo un perfil muy bajo en el neumático. Estéticamente pueden gustarte más o menos, o incluso que tu gusto no dependa del tamaño y sea más por el diseño de los radios. ¡Si incluso en la F1 quieren pasar a llantas de 18" para poder adaptar mejor los desarrollos a los coches de calle! Por lo tanto la llanta grande se lleva, guste o no.

Pero claro, no todo son ventajas. Que el perfil sea más bajo implica que el neumático, para empezar ya bien, te va a costar más caro. Además lo normal es que busques un neumático más orientado a las prestaciones que al consumo o a una baja rumorosidad, cosa que desde luego se paga. En este momento puedes pensar que estoy en contra de este tipo de perfil, pero todo lo contrario. Si la llanta es bonita y el neumático el adecuado (olvidémonos de neumáticos estirados y rarezas de esas), el efecto visual que producen sobre el coche puede hacerlo mejorar bastante. Simplemente hay que fijarse entre el aspecto de un coche con llantas de 15" (normalmente feuchas) y otro con llantas de 17" ó 18", que normalmente están diseñadas teniendo en cuenta el estilo del coche. Después de este pequeño desvarío sobre los perfiles vamos a una lacra de este país que afecta directamente a los perfiles bajos, los baches.

Durante los últimos 3 años he estado conduciendo con coches con suspensión más dura que la media (el primero una tabla, el actual confortable pero deportivo) y llantas de perfil bajo. Muchas veces vas conduciendo y de repente... pillas un bache que parece que vas a salir volando. Muchas veces debido al ruido del golpe he pensado incluso de que podía haber sido algo grave, por no hablar del susto que se puede llevar la gente que no está acostumbrada. Por suerte aprendes (por las malas) donde están o a fijarte más para esquivarlos, pero siempre acabas pillando otro con el tiempo.

¿Y porqué comento todo esto? Porque ahora mismo mi coche necesita un pequeño paralelo por los baches, porque al organismo que le toca no le apetece arreglar todos esos baches que sufrimos los conductores día tras día. Y al final, cuando vas a cambiar las ruedas, te dicen que tienes un poco deformada la llanta de los baches por tu perfil bajo. No creo que sea el primero ni seré el último. Además creo que habrá gente que esgrima argumentos en contra, como que por ejemplo la velocidad al pasar por encima sea excesiva, o que es meramente un apartado estético, y que si me pasa eso que no hubiera elegido esas llantas.

Pues en parte tiene razón, con una llanta de 15" y un perfil de 60 no tendría porque pasar nada, pero al igual que puedo elegir el color o el motor del coche, me gusta elegir unas llantas bonitas, y lo que es más, poder disfrutar de mi coche por calles y carreteras normales sin tener que hacer slalom.

Me gustaría que vosotros nos comentarais vuestras experiencias con los baches.