La última vez que Michael Schumacher corrió delante de los suyos fue en 2006 y ganó el Gran Premio de Alemania, para aquel entonces el Kaiser era piloto de Ferrari, ahora 3 años después, el piloto alemán vuelve al circuito de Hockenheim con la escudería alemana Mercedes GP.

El heptacampeón correrá delante de los suyos en una temporada en la cual muchos están poniendo en duda su competitividad, pero esto no menguará las ilusiones de Schumi ni la de los miles de alemanes que acudirán al circuito a vitorear su nombre.

Schumacher está muy contento de correr delante de su afición, eso sin duda es siempre algo diferente, el alemán comentó en una declaraciones que intentará hacerlo lo mejor posible para no defraudar a sus seguidores, los cuales le están dando un gran apoyo moral en estos últimos días.

No hay que olvidar que en la parrilla habrá seis pilotos alemanes, Sebastian Vettel, Nico Rosberg, Michael Schumacher, Adrian Sutil, Nico Hulkenberg y Timo Glock, cosa que los promotores de Hockenheim están agradeciendo, pues que las entradas en referencia a años pasados han superado las expectativas, pero estos lo atribuyen más la carrera de Vettel por el mundial que por los demás pilotos.

Schumacher anda falta de resultados, y el hecho de verse superado por su compañero de equipo, Nico Rosberg, le obligan hacer un buen papel en su patria, por eso mismo el alemán espera que con las nuevas actualizaciones que recibirá el coche y su motivación extra por correr en casa pueda dar un gran paso y realizar una emocionante carrera que brindar a sus fieles seguidores.

Vía:Yalla F1