Toyota 4RunnerLo que uno esperaría de un modelo de Toyota que tenga dos o más tipos distintos de motor, es que la versión con más cilindros sea la que menos se venda por su consumo y que esté dirigida a un público más bien minoritario. En el caso de Toyota con su 4Runner, es al revés. Aquí va a primar la versión V6 sobre la de cuatro cilindros, por sus bajas ventas en el mercado norteamericano.

La cuestión está bien clara. Entre dos modelos, uno con 6 y otro con 4 cilindros, si los consumos son prácticamente iguales ¿con cual te quedas? Sin duda, con el que ofrece más potencia y torque con unos consumos similares. La versión del 4Runner de cuatro cilindros ha tenido una vida efímera de 1 año, con menos del 10% de ventas frente al modelo V6.

Teniendo en cuenta que el 4Runner ya aumentó de tamaño lo suficiente respecto a las primeras versiones, elegir el motor de cuatro cilindros y dos litros para mover un peso considerable de más de tonelada y media no parece ser la mejor opción.

Con estimaciones de menos de 1000 unidades vendidas, el 4Runner de cuatro cilindros se retira, finalmente, de momento del mercado norteamericano. Pareciera que los cálculos de la compañía japonesa no estuvieron en su mejor momento a la hora de planificar el modelo de cuatro cilindros.

Vía: Motortrend