Los chicos de BMW han presentado el Concept Gran Coupe en el marco incomparable del museo que la marca estrenó hace un par de años, el BMW Welt. La cita tuvo lugar ayer jueves, 22 de julio y estuvieron presentes todos los jefazos de la marca, incluídos Adrian Van Hooydonk -jefe de diseño- y Norbert Reithofer -CEO de la marca-.

Durante la ceremonia, a la que estaba invitado todo aquel que se considerase digno de participar, se presentaron todas las innovaciones tanto en tecnología como en diseño que la marca tiene preparadas para los próximos años -aunque ya sabemos que esto puede seguir variando mucho- en forma de Gran Coupe. Para mi gusto, una denominación poco afortunada. Teniendo en cuenta que a la presentación mundial del concept en China solo pudieron asistir periodistas, se trata de una oportunidad estupenda para tener de cerca el germen principal de lo que será BMW en el futuro.

De líneas lisas y puras, perfiladas y curvas, en el Gran Coupe podemos ver mucho de lo que será el futuro Serie 6 -y Serio 8, claro-. Solo critico un frontal muy impersonal, con unos grupos ópticos frontales demasiado en tierra de nadie y sin originalidad. Me pregunto ¿Dónde dejaron el Concept CS? Solo tenían que producirlo en serie como ocurrió con el CLS y sería perfecto. No entiendo la necesidad de remodificar el trabajo de otros diseñadores cuando el resultado es extraordinario. Terminaré creando una plataforma de apoyo al Concept CS -lo mejor de Munich en los últimos años- en detrimento del Gran Coupe.

No se escatimaron detalles: música en vivo, DJ -Florian Weiß- procedente del "Hot Sax Club", y bebidas, cóckteles durante toda la velada. A quién le pillara cerca Munich. Para quién no haya podido asistir, el modelo permanecerá en el BMW-Welt hasta el 4 de agosto, y mañana habrá una Night Party en el mismo museo con bebidas -qué digo bebidas: cócteles- infinitos hasta que el sol nos sorprenda. Y sí, la admisión es gratuita.

Vía: BMW Blog