Dodge Challenger 2011El tercer muscle car preferido de Norteamérica pasará por un proceso de un pequeño rediseño exterior, acompañado de algunas novedades técnicas para sus motores, para la generación del 2011. Chrysler no quiere perderle pisada a la competencia, los Camaro y los Mustang, así que los admiradores del motor Hemi estarán de parabienes.

El Challenger tendrá un lavado de cara. Literalmente. En una extraña decisión, los diseñadores han decidido que de ahora en más el Challenger sufra un cambio en la toma de aire inferior, que ahora pasará a estar colocada al revés de como hasta ahora. No veo otra utilidad de esto, más que hacer más agresivo el frente del coche y menos "amigable", si se mira la forma del frente de la actual generación, comparada con la que llegará.

Pero lo que realmente importa se halla bajo el capó. Para los modelos R/T apenas habrá cambios, ya que el motor V8 no se tocará, aunque recibirá como consuelo un mínimo aumento de mejora de consumo de gasolina. Pero las novedades se enfocarán más en mejorar la eficiencia del V6, con la nueva generación del motor V6 Pentastar que hará su aparición en la mayoría de los vehículos domésticos de Chrysler en EEUU, portando casi 300 sanos equinos.

Llegando ya a la versión V8 SRT8, aqui parece que entrará en juego un aumento de potencia de unos 60 caballos, aunque la cifra no es definitiva. En la versión SRT podríamos tener un motor V8 de inyección directa y acompañado de un cambio automático de ocho velocidades, hecho en colaboración entre la misma Chrysler y ZF.

No sé si será para que se echen a temblar sus rivales, pero el Challenger se pondrá más interesante aún el año próximo. Esperamos los datos definitivos de la nueva generación.

Vía: egmcartech