Tesla STesla Motors y Toyota serán socios para el desarrollo, producción y fabricación de nuevos modelos eléctricos y en mejoras de métodos de producción. Ambas compañías se unirán bajo la premisa de tener una planta dedicada para estos modelos, en Fremont, California, una planta que Toyota poseía en el pasado, en asociación con GM, y que fue cerrada meses atrás.

Mientras Toyota se compromete a adquirir 50 millones en acciones de Tesla cuando la compañía norteamericana participe en la bolsa de valores, Tesla invertirá unos 200 millones en acondicionar la planta de Fremont, dinero que vendrá dentro del crédito que el gobierno de Obama ha prometido a Tesla y que se ha ralentizado demasiado últimamente. Recordemos que Tesla confía demasiado en ese crédito para dar vida al Tesla S, el próximo modelo eléctrico de la compañía y que aseguran que comenzarán a vender en el 2012, así como a otro modelo, posiblemente más económico, pero que aún no ha sido revelado.

Parece ser que la que más gana con esto será Tesla, ya que en Fremont será en donde se fabricará el Tesla S. Por el lado de Toyota, se piensa que en un futuro, se podrá aprovechar parte de la tecnología de Tesla aplicada a sus propios modelos eléctricos, aunque el interés de los nipones en ese campo aún no es tan grande. Pareciera que el objetivo de Toyota fuera más bien una movida financiera y de inversiones, que un plan concreto de algún modelo eléctrico.

Vía: Automotive News