Con la llegada del nuevo Serie 5 y de su versión Touring ¿Cuál es la variante que falta? Aquí os presentamos los primeros bocetos de cómo podría ser el futuro M5. Hasta el próximo Salón de Ginebra -solo faltan 10 meses- no será la presentación oficial pero seguro que podremos ver la versión definitiva mucho antes.

Su diseño será bastante recio y solo pequeños detalles marcarán las distancias. A pesar de las aptitudes deportivas de las versiones M, el M5 está pensado para ser un modelo de diario. Dócil y fácil de llevar cuando se le trata bien, incluso adecuado para viajar cómodamente hasta 5 personas con sus respectivos equipajes, pero siempre listo para la acción cuando se le pide. Su masa tecnológica con múltiples sistemas que controlan el movimiento del vehículo lo convierten en un modelo seguro para todos los públicos -con un mínimo de responsabilidad-.

Como novedad y continuando la moda verde que BMW denomina Efficient Dynamics -por aquello de darle un nombre con más gancho- el futuro M5 está pensado para ser el más rápido y ecológico de su historia. Incorporará todas las medidas que ya se incorporan en el resto de la gama para la reducción del consumo, incluida la función Start/stop en su versión con cambio DSG de 8 velocidades. Su motor derivará del 4.4 V8 de los actuales X5 y X6 M hasta llegar a los 578CV, asegurando una mejora no solo en el consumo sino también en las prestaciones.

El interior apenas variará, siendo solo identificado por los mejores acabados y su respectivo volante y cambio DSG firmado por Motorsport.

Vía: BMW Blog