BMW lleva tiempo demostrando su pasión por lo clásico con sus patrocinios y participaciones con ediciones especiales en el Concurso de Elegancia Villa D'Este. La marca bávara nos presenta hoy su nuevo BMW Z4 Edición Limitada Mille Miglia.

El roadster estará disponible solo en su motorización más potente sDrive35is con una única personalización. Este nuevo Z4 nace para conmemorar los 70 años de la victoria, en las famosas mil millas italianas, de Fritz Huschke y Walter Baumer a bordo de un BMW 328 MM Touring Coupe. Vendrá vestido de plata Polaris Metalizado mate -único color disponible-, con los riñones en negro, paquete deportivo M, llantas de 19 pulgadas con acabado en negro pulido, así como tapizados interiores retro que recuerdan al modelo original, con costuras en rojo y Alcántara. Para que no pase desapercibido, la inscripción "1000 Miglia" estará distribuida por diferentes partes de la carrocería del exclusivo roadster alemán, del que tan solo se fabricarán 99 unidades.

Hay un detalle que a mi siempre me llamó la atención en los BMW M y que este, por muy edición especial que sea, tampoco se libra. Se trata de los interiores de BMW M, reconvertidos en versión plástico negro sin ningún pudor. El mejor ejemplo de esto lo encontramos en los volantes: ¿Por qué la marca se empeña en destruir el buen y trabajado diseño de sus volantes de serie, en la versión deportiva? El paso por la división Motorsport incluye un aro más ancho -ningún problema, incluso mejor- y la eliminación de toda inserción decorativa para ser sustituida por una vetusta pieza equivalente en plástico negro. Si alguien puede darme una explicación razonable a esto se lo agradecería mucho, porque la excusa del diseño deportivo no justifica un acabado mediocre.

A parte del paquete M, el Mille Miglia supone un buen acceso -a falta de conocer el precio- a una edición limitada para todos aquellos que gusten de darse un capricho de coleccionista y compartan la filosofía de acabados de este especial sDrive 35is.

Vía: BMW Blog