Estoy seguro que si no os ha pasado a vosotros o vosotras alguna vez, conocéis a alguien que ha sido multado por no tener la Inspección Técnica de Vehículos pasada (ya sea por olvido o simple vagancia). Si es así, dicha persona era multada con 150€ además de la retirada del Permiso de Circulación hasta que no se pasara la ITV en un plazo de 10 días.

Pues bien, a partir del día 1 de mayo esto cambiará, por lo que la Guardia Civil no podrá retirar el Permiso de Circulación pero si seguir multando con los 150€. En cambio, al infractor en cuestión le darán un justificante únicamente válido para poder circular hasta un centro de ITV (algo que el 90% no cumplirá) y así poder hacer la revisión. Pasados 10 días, y en caso de seguir reiterando en no pasarla, la DGT inmovilizará el vehículo.

Este cambio en la normativa se debe a la excelente gestión entre las administraciones, nótese la ironía, y es que la mayoría de estos infractores a los que se les retiraba el Permiso de Circulación cumplían antes del plazo con su cometido. Por lo que al ir a recoger el permiso en la Jefatura de Tráfico, se encontraba con que no lo tenían ya que la Guardia Civil todavía no lo había enviado.

Por lo que imaginaros los monumentales cabreos de los conductores, algo lógico y completamente entendible, y es que si se impone un plazo de 10 días que menos que en el segundo día, por no decir el primer día, el Permiso de Circulación ya esté en la Jefatura de Tráfico.

Vía: Mundo Motor | Foto: Desde mi furgoneta