Parece que desde Ford están igual de impacientes o más que los aficionados de la marca y del Focus por la inminente presentación del RS500, y es que después de mantener tanta intriga en el primer teaser en cuanto a su posible decoración, ahora lanzan unas fotografías en donde podemos ver al RS500 en todo su esplendor. Y la verdad, se le ve espectacular.

Si en la versión RS su característico color verde le quedaba como anillo al dedo, a pesar de ser un tanto chillón, en el RS500 su decoración única y exclusiva en negro mate, vuelvo a repetir, es espectacular. Solo con verlo, sin necesidad de ver su placa identificativa, sabemos que nos encontramos ante un Focus muy especial, tan especial que las únicas 500 unidades que se fabricarán van a servir como despedida a la actual generación del Focus.

Al ser la última guinda del pastel, en Ford han puesto toda su pasión y garra en el 2.5 turbo de 350c.v. que avalará al RS500. Su potencia se ve aumentada en un 15% respecto a un RS normal, gracias a un software nuevo para el ECU, además de mejoras en el intercooler, la bomba de la gasolina y el filtro del aire. Su velocidad máxima se eleva hasta los 265km/h, mientras que su aceleración de 0 a 100 se sitúa en 5,6seg, rebajando en 0,3seg la del RS.

Pero a pesar de su carácter deportivo el RS500 equipará en su interior las comodidades que demandamos hoy en día: Bluetooth, climatizador bi-zona, sistema de audio firmado por Sony, asientos Recaro, sensores de aparcamiento y lluvia, control de voz, USB, etc.

El RS500 será presentado, a parte de este miércoles de manera online, en el Salón del Automóvil de Leipzig. Su comercialización comenzará a partir de mayo, de manera exclusiva para el mercado europeo.

Vía: World Car Fans