Una vez llegados a este punto, probablemente ya se pueda ir haciendo algún boceto bastante decente si se ha ido practicando poco a poco. Pero para dar mayor realismo al dibujo se necesitan un par de toques, se necesita renderizarlo.

En el vídeo del principio del post se trabaja con Photoshop, pero no es necesario hacerlo de esa manera y se puede hacer a mano con rotuladores, pasteles o lápices. El hecho de trabajar en ordenador, tanto para bocetar como para renderizar, da mucha más libertad porque se puede deshacer y se puede trabajar con capas, lo que facilita mucho el render; sin embargo, no se puede obcecar uno con hacerlo en pc.

Básicamente se da una base de color uniforme y se aplican sombras y brillos en las zonas pertinenetes, según querramos que le vaya a incidir la luz. Con esto conseguimos ya darle un volumen al vehículo y vamos marcando las superficies del mismo. Son muy importantes los juegos de luces entre las aletas y el resto de la carrocería y las líneas de musculación de los laterales y nervios varios.

Una técnica muy usada es la de la línea de horizonte. El coche, normalmente situado sobre un plano, debe reflejar un horizonte con un suelo oscuro y una luz, al estilo de un sol, que sobresale al final del plano, además de un cielo. Esto da un juego de luces y sombras muy interesante.

Seguidamente habrá que pasar a los detalles, que serán los que le den el realismo final al vehículo. Se marcan las puertas y capó, faldones, defensas, etc. con una línea fina, terminando de refinar la volumetría del vehículo. Posteriormente se le pueden añadir más elementos como unas ruedas ya hechas (como ha hecho en el vídeo el autor) para dar más realismo y ahorrarnos unos cuantos minutos de render.

Finalmente se puede aplicar un fondo con una sombra y unos nuevos reflejos ambientales para una mayor integración dentro del ambiente. Aquí ya podríamos decir que entraría el estilo y la personalidad del diseñador y del vehículo propio, pues se pueden realizar múltiples renders de un mismo boceto base consiguiendo resultados totalmente distintos. Lo que se debe buscar a la hora de realizar un renderizado es transmitir, que el que lo vaya a ver se lo crea o se emocione de alguna manera.

Os dejo con una galería de bocetos y renders que tengo en mi haber de múltiples diseñadores (uno mío entre ellos). Espero que os hayan servido de algo los tutoriales y si de verdad os acaba interesando este arte seguir desarrollándoos, realmente es muy bonito... y un auténtico vicio.