Quién no haya visto la película Le Mans, con Steve McQueen, no ha visto una de las mejores películas referidas a los coches de todos los tiempos. La escena de la salida de las 24 Horas será siempre recordada por ese grado de suspenso y ansiedad incluído, que llegaba al clímax con el arranque de los motores y conmovía casi hasta las lágrimas (a mi me pasa).

Con la 77ª edición de las 24 Horas de Le Mans en el horizonte, recordamos la edición de 1971, durante la cual se filmó esta película de carreras por excelencia y recordada también por sus pocos diálogos; los que hablaban eran los Porsche 917, Porsche 908, Ferrari 512M...