Tras casi un año de su presentación en el pasado Salón de Detroit como un modelo conceptual, Fisker ha hecho pública la primera foto del Karma en su versión definitiva para producción. Es la única imagen disponible, pero es bastante para adelantar que su diseño exterior presenta pocos cambios con respecto al prototipo.

Nuevas células solares instaladas en el techo, la salida de escape para el generador de explosión situado en el arco delantero, el color de los bajos y el diseño de los espejos son los cambios más destacados, al menos hasta ver imágenes del frontal, que según Fisker incluye una toma inferior de mayor tamaño y ligeras modificaciones en la parrilla.

Como ya adelantaba el compañero Fernando en noviembre, montará un propulsor 2.0 turbo de más de 260 CV fabricado por General Motors que se encargará exclusivamente de recargar el paquete de baterías. En teoría y sobre el papel, el doble propulsor eléctrico del Karma desarrollará 408 CV y alcanzará los 100 km/h desde parado en 5,8 segundos, mientras que su velocidad máxima sería de 200 km/h y el consumo medio se situaría en 2,4 l/100km.

Se pondrá a la venta en noviembre del próximo año para el mercado estadounidense con un precio inicial de 87.900 dólares (unos 69.000 euros). Para otros mercados aún no hay información oficial por parte de Fisker.

Enlace: Detroit Preview: Production Fisker Karma will debut in Motown