Un mes más de números negativos para la industria automotriz; en este caso, nos referimos al mercado estadounidense con un mes de octubre que ha sido el peor mes de ventas de los últimos 17 años, según un análisis que hace el sitio de noticias norteamericano detnews.

Con una baja de casi el 32%, los fabricantes norteamericanos se enfrentan a cifras anteriormente obtenidas en enero de 1991. El mayor derrumbe provino de parte de GM, que cayó un 45% en ventas con un tercio de esta cantidad integrada por ventas empresariales y flotas de vehículos.

Del resto de las marcas incluidas las japonesas y alemanas, no vale mucho la pena dar más cifras (que están en el enlace) ya que todas fueron hacia la baja.

Los fabricantes esperan que se decidan las elecciones presidenciales que están culminando al momento de escribir este post. Parece que ya no queda más remedio que esperar a la limosna (hasta ahora negada) que el gobierno norteamericano pueda darles para salvar lo poco que queda del barco.