Nada menos que la exclusiva Rolls-Royce en Inglaterra se estaría preparando para un modelo completamente eléctrico, al decir del mismo CEO de la firma, Mr. Tom Purvis.

Aparentemente la idea viene de la mano de la especulación de que las leyes inglesas e internacionales sobre emisiones de CO2 sean cada vez más restrictivas, sobre todo en las ciudades, además de que el funcionamiento de un vehículo eléctrico -literalmente sin ruidos- y el torque siempre disponible de estos motores, ayudarían a la filosofía de siempre de la marca de lujo, potencia y confort.

Pero además la experiencia que BMW está llevando a cabo con el Mini E, ayudarán a Rolls-Royce a cumplir con el objetivo de tener su modelo de lujo eléctrico. ¿Integrará la "dama alada" las huestes de los cada vez más numerosos vehículos eléctricos?