A pesar de que la canción de AC/DC no denota totalmente la situación que presentamos, listos para el manicomio habrán quedado los belgas que, azorados y algo más, contemplaban a la escultural dama que aparentemente conducía un BMW Z3 (¿el coche donde está?) con matrículas de Holanda por una autopista en Bélgica, como una Lady Godiva moderna tal cual Dios la trajo al mundo.

La policía, rápidamente arrestó a la mujer de 25 años y la puso a buen resguardo de los demás conductores de la carretera; no fuera cuestión de que provocara más de un síncope, un accidente grave o algún otro tipo de gustoso exhibicionismo contagioso.

¿Alguna campaña de publicidad? ¿un montaje? Eso es lo que menos interesa...