Una de las pocas marcas que faltaba en el desarrollo de un coche eléctrico, era Subaru quién nos deja con la boca abierta a cada momento que presenta nuevos modelos de su conocido Impreza, además del lanzamiento del diesel Boxer.

Pero ha llegado la hora de pensar en un prototipo que haga uso de otros combustibles y para ello, tomaron su modelo de mini-coche Stella, combinado con un motor eléctrico ya usado en otro concepto, el R1e. Como en el caso de éste último el concepto Stella será desarrollado en conjunto con la Tokyo Electric Power.

Muchas de las soluciones aplicadas al R1e se usarán en el Stella plug-in, que será desarrollado íntegramente en Japón para el mercado local y para USA; el prototipo pesa unos 1.060 kilos y lo impulsa un motor eléctrico de 40 Kw, con baterías de ion-litio. La velocidad a la cual puede llegar el Stella es de 80 km/h, con una autonomía de 80 km.

La presentación tuvo lugar en Japón el día de hoy y se producirán cinco ejemplares a modo de prueba.