2929038_143_full.jpg
Hay unas imagenes de baja calidad circulando por Internet que son, presuntamente, del set de filmación de la cuarta parte de la saga Rápido y Furioso.

Parece que esta vez el día -o mejor dicho, la noche- estuvo dedicado a los muscle cars, ya que sólo se alcanzaron a ver un Dodge Charger y ese hermoso Chevelle SS de color rojo. Las especulaciones de quiénes vieron el script aumentan y ahora se dice que el Charger destruído en la primera parte vuelve de la mano de Vin Diesel, mientras que el Chevelle sería de Paul Walker el niño bueno.

Los modelos japoneses no faltarán, por supuesto, por lo que se ve en la otra imágen del Honda Civic STi Subaru Impreza STI.

2929038_144_full.jpg
2929038_146_full.jpg
2929038_149_full.jpg
2929038_148_full.jpg

Vía: Car Domain