tacon-plegable.jpg

Pocas cosas pueden favorecer más las piernas de una mujer que unos bonitos zapatos de tacón "de aguja". Excepto para conducir un coche. Algunas estadísticas demuestran que en demasiadas ocasiones la causa de un accidente de tráfico con conductora se debió al uso de un calzado incorrecto (tacones, chanclas, etc.)

Y estaréis conmigo en que unas zapatillas estilo Fernando Alonso no son el complemento ideal para una elegante falda de tubo.

La solución la ha dado Sheilas´Wheels, una compañía aseguradora inglesa exclusiva para conductoras.

zapato-tacon.jpg

Ha desarrollado el Sheila Driving Heel, un zapato con el tacón plegable para facilitar el manejo de los pedales a la hora de conducir.

En principio se trata de un prototipo, pero si la web de la compañía recibe suficientes muestras de interés por parte de sus clientas, podría plantearse la posibilidad de fabricarlo en serie.

De momento, el 90 por ciento de las respuestas están a favor. Entre ellas la mía. Y no porque los vaya a utilizar; soy más de mocasines o botas de montaña. Pero me encantaría poder compaginar mi interés por la seguridad vial con mi debilidad (fetichismo, más bien) por unos sugerentes zapatos de tacón alto.