1.jpg
El preparador alemán Hartge quiere lograr el récord de velocidad máxima con un coche impulsado con gas licuado del petróleo, usando un BMW Serie 1.

La potencia del motor sube hasta los 550 caballos y la velocidad máxima superará los 300 km/h. Usando el motor V8 del Hartge H1, el pequeño Serie 1 intentará batir el récord que ostenta el IdéeVerte Compétition en el 2004, con 315 km/h y se calcula que podría llegar esta vez a los 330 km/h.

Hartge to set a new BMW record | Vía: 4wheelsblog