honda_fcx.jpg

Reconozco mi ataque de perplejidad cuando vi el anuncio del Honda FCX (Fuel Cell) . ¿Qué hace una empresa automovilística puntera publicitando un coche de hidrógeno, un producto que aún no puede poner en el mercado?

Aquel spot no era una simple declaración de intenciones, ni un ensayo de marketing viral, ni siquiera una campaña de imagen de marca. En Honda simplemente están convencidos de que el futuro del automóvil (y por ende, de todo el planeta) pasa por el hidrógeno.

Tanto es así, que se han comprometido a ofrecer dentro de su gama (aunque, en principio, solo para Japón y Estados Unidos) una berlina familiar propulsada por hidrógeno: el Honda FCX. Y a un precio inferior a los 25.000 $ del actual Honda Civic Hybrid. En definitiva, un hito histórico para las generaciones venideras: el primer coche de producción con célula de combustible.

No será un superventas, pero el mensaje que Honda quiere transmitir parece quedar claro: el coche de célula de combustible ya está listo para su comercialización. Ahora son otros los que tienen que desarrollar las infraestructuras necesarias para dar cobertura a este tipo de coches.

El FCX llevará un motor eléctrico de 80 KW y dos motores de rueda de 25 KW cada uno. Ofrecerá una autonomía de 270 millas (430 km.) y un consumo equivalente a 68 millas por galón, con una velocidad máxima de 160 km/h.

Honda announces more fuel cell cars for next year (Via: h2daily.com)