tubo escape.jpg

Aunque hasta ahora lo normal era hablar de litros de combustible cada 100 kilómetros, se está haciendo habitual hablar cada vez más de emisiones de CO2 por kilómetro recorrido.

Lo cierto es que ambos parámetros están en relación directa (a mayor gasto, mayor cantidad de gases), por lo que conociendo uno de ellos, una simple multiplicación nos dará el otro.

La combustión completa de un litro de gasolina produce 2.370 gramos de CO2. Si lo que se quema es un litro de gasoil, las emisiones de CO2 son un poco mayores, 2.650 gramos.

Para obtener la cifra de emisión de CO2 en gramos/km. bastará con multiplicar el consumo cada 100 kilómetros por 23,7 (cuando sea gasolina) o por 26,5 (cuando se trate de gasoil).

Gasolina: un consumo de 8 litros a los 100, equivaldrá a unas emisiones de CO2 de 189,6 g/km. (8 x 23,7)

Gasoil: un consumo de 8 litros supondrá unas emisiones de CO2 de 212 g/km. (8 x 26,5)

Inversamente, con los datos de emisión de CO2 se podrán conocer los consumos dividiendo entre 23,7 o 26,5 (gasolina o diesel, respectivamente).

Las normas europeas de limitar las emisiones de CO2 en 2012 hasta los 130 g/km. supondrán unos consumos de 130 : 23,7 = 5,49 l/100 km (gasolina) y 130 : 26,5 = 4,91 l/100 km (diesel).