csc33.jpg
Pues parece que el Bugatti Veyron todavía no lo es, porque no alcanzó a imponer un récord de velocidad de acuerdo al libro Guinness de Récords Mundiales, ya que no hubo ninguna prueba de velocidad del Veyron para Guinness. Según el dato arrojado por Autoblog, el récord lo ostenta el Koenigsegg CCR con una velocidad de 406 km/h. Pero revolviendo un poco nuestros viejos archivos, encontramos que ni uno ni el otro son los más rápidos.

En 1989 el Sledgehammer Corvette preparado por Callaway, alcanzó 407.16 km/h piloteado por un tal John Lingenfelter. El problema es que este presunto récord se dió extraoficialmente y no hubo registros de Guinness. Y sí, era un auto de producción hecho por encargo: un V8 twin-turbo de 5.7 litros, 880 bhp y su precio era de estratosféricos U$D 400,000. Demasiado para un Corvette, que sólo produjo una unidad (al menos de la que se tiene noticia).

Siendo que la velocidad máxima anunciada del Bugatti Veyron es poco menos de 405 km/h, deberían de apresurarse a hacer la proyectada prueba de velocidad citada por Autoblog y eliminar los fantasmas del récord de velocidad que pesa sobre sus cabezas.

(Más información: Fast Cool Cars, Supercars, Conceptcarz, 06 Corvette)