Mercedes-Benz coupe

La marca Mercedes-Benz lleva fabricando automóviles desde 1880, cuando Daimler y Benz fabricaron el primer motor para automóviles. Pero es desde 1952 cuando los coupés vieron la luz: una nueva visión de los coches.

Aunque existen varios modelos en cada generación, el número de éstas asciende a siete. Siete modelos diferentes, con sus famosos restyling entre medias, pero que han marcado una época desde 1952 que viera la luz el primero de ellos, el 300 S, con nada más y nada menos que 150 CV, que se mantendría hasta 1958. La segunda generación (1956-1960) fue designada W180/W128 a los que pertenecerían los modelos 220 S y 220 SE, con motores de 100 a 120 CV. La tercera generación (1961-1971) tendría más variedad, con motores desde los 120 hasta los 200 CV, introduciéndose por primera vez el motor V8 en el 280 SE 3.5.

Tuvo lugar entonces un parón de 10 años en la producción de coupés que merecería la pena porque se vería reforzada por la cuarta generación (1981-1991) con motores mucho más potentes y desarrollados. Hablamos del 380 SEC, 500 SEC, 420 SEC y 560 SEC con potencias desde 204 hasta los 300 CV, manteniéndose en todos el motor V8 con diferente cilindrada.

Una nueva época aparecía (1991-1998) con el S 420, 500 SEC y 600 SEC desde 279 CV hasta un motor V12 con 394 CV. La penúltima generación (1999-2006) nos acaba de dejar con un nuevo modelo aparecido este año. Ya no tendremos más CL 500, CL 600,CL 55AMG,** CL63 AMG** ni CL65 AMG, todos ellos con motores que superan los 300 CV de potencia, hasta llegar hasta los 612 CV del último de ellos.

Un modelo muy reciente, que hace poco hablábamos de él por ser el más silencioso en su gama, vio la luz hace escasos meses. Aunque sólo tenemos los modelos CL 500 y CL 600, de 388 y 517 CV respectivamente, esperamos con ansías las versiones más deportivas de AMG, con motores que arrojarán unos datos no aptos para cardíacos. Aquí os contaremos todo con todo lujo de detalles.